El libro de los gatos

Just another WordPress.com weblog

Leyes gatunas

Vía En buenas manos

Ley de la inercia gatuna: Un gato en reposo seguirá en reposo hasta que sea movido por alguna fuerza exterior, algo así como el ruido de la apertura de una lata de comida para gatos.

Ley del movimiento gatuno: Un gato siempre se moverá el línea recta a no ser que tenga una muy buena razón para cambiar de dirección, como por ejemplo la apertura de una lata de comida para gatos. Ley del magnetismo gatuno: Los abrigos, las americanas y los jerseys atraen el pelo de gato en proporción directa a la oscuridad de la pieza.

Ley de la termodinámica gatuna: El calor se transfiere de un cuerpo caliente a uno frío excepto en el caso del gato, en el que cualquier tipo de calor se transfiere al gato.

Ley de estiramiento gatuno: Un gato siempre se estirara en una longitud directamente proporcional a la duración de la siesta hecha.

Ley del dormimiento gatuno: Todo gato intentará dormir con humanos siempre que sea posible, y en una posición que sea lo más incomoda posible para estos.

Ley de la elongación gatuna: Un gato puede alargar su cuerpo lo suficiente para alcanzar cualquier sitio que contenga alguna cosa mínimamente interesante para él.

Ley de la aceleración gatuna: Un gato acelerará su velocidad constantemente hasta que le parezca bien y se pare.

Ley de servicio de mesa: El gato será servido de todas las cosas buenas que hay en la mesa a la hora de cualquier comida.

Ley de la configuración de las alfombritas: Ninguna alfombrita permanecerá en su estado plano natural demasiado tiempo.

Ley de la resistencia gatuna a la obediencia: La resistencia de un gato varia en proporción directa al deseo humano de que haga algo concreto.

Primera ley de la conservación de la energía: Dado que los gatos saben que la energía ni se crea ni se destruye, usan la menor cantidad de energa posible.

Segunda ley de la conservación de la energa: Los gatos saben asimismo que la energa sólo puede almacenarse haciendo muchas siestas.

Ley de la observación del refrigerador: Si un gato observa detenidamente un refrigerador durante tiempo suficiente, conseguirá que alguien venga y le de algo bueno de comer.

Ley de atracción de la manta eléctrica: Enchufando la manta eléctrica se conseguirá que el gato suba a la cama a la velocidad de la luz.

Ley de la búsqueda aleatoria de confort: Un gato siempre buscará, y normalmente encontrará, el lugar más confortable de una habitación dada.

Ley de la ocupación de la bolsa / caja: Toda caja o bolsa dejada en una habitación, será ocupada por un gato en el primer momento posible.

Ley del desconcierto gatuno: La irritación de un gato crece en proporción directa al desconcierto que le proporciona la risa humana.

Ley de consumo lácteo: Aunque este harto, un gato siempre podrá beber su peso en leche sólo para demostrarte que puede hacerlo.

Ley de las fundas: El deseo de un gato de arañar cualquier sofá es directamente proporcional a valor de este.

Autora: Silvia

May 29, 2006 Posted by | Humor textos | Leave a comment

Frases Célebres

El gato no nos acaricia, se acaricia contra nosotros. Conde de Rivarol

A juicio de los gatos, las personas no somos más que muebles de sangre caliente. Jacquelyn Mitchar

May 14, 2006 Posted by | Frases Célebres | 1 Comment

Juan García Ponce y los gatos

Una de mis últimas lecturas fue El diario de hombre decepcionado, donde un entomólogo deja reflejadas en sus diarios sus ansias de llegar lejos en la vida, y como esta capacidad se ve frenada por el implacable avance de lo que a principio del siglo XX era una desconocida enfermedad: la esclerosis múltiple.

3 de mayo de 1914

Crisis cardiaca durante todo el día. La intermitencia es una tortura refinada para quien desea vivir tanto como yo. El corazón “se salta un punto” cada vez que respiras hondo, estrechas la mano de tu amigo y das un discurso de despedida. Después vuelve a funcionar y pides otra pinta de cerveza.Dentro de la jaula de mi tórax vive un animal quisquilloso, y nunca sé cuándo se va a escapar y llevarse mi preciosa vida entre los dientes. Le sigo la corriente, lo persuado y lo tranquilizo, pero sabe Dios que no tengo gran confianza en el animalillo. Al parecer, mi tórax es una guarida insoportable.

W.N.P Barbellion –El diario de un hombre decepcionado-

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa que daña el sistema nervioso, y que lentamente va minando la motricidad de las personas. Sus efectos se producen de manera intermitente, con periodos de latencia que se entrecruzan con otros donde la enfermedad te muerde con su máxima violencia. Si alguno no se sitúa, intente recordar la imagen del astrofísico Stephen Hawkings anclado en su silla de ruedas.

Otro de los casos que recuerdo el del escritor Juan García Ponce (sin duda la mejor web sobre Ponce :D). Sin embargo habría que decir que su manera de vivir la enfermedad fue todo un ejemplo de vitalismo y de producción literaria. En palabras de su amiga Elena Poniatowska:

“A pesar de que no se mueve, Juan es un hombre libre. Su cuerpo, enjuto por la enfermedad, estalla de fortaleza. Es tan expresivo que a uno se le olvida que Juan sólo puede levantar los brazos con el pensamiento. Después de cinco minutos el que se impone es él, el que dicta es él, el que lleva la conversación es él. Quizá no pueda sostener su cabeza pero su cerebro se yergue poderoso e ilumina cada inerte pensamiento”.

Juan Garcá Ponce

May 2, 2006 Posted by | Gatos y escritores | 1 Comment