El libro de los gatos

Just another WordPress.com weblog

Enfermedades más frecuentes en gatos

Vía mascotas consumer

1- Panleucopenia felina: Enfermedad de origen vírico que causa problemas gastrointestinales (vómitos, diarreas y pérdidas de peso). Si sucede en gatos jóvenes, el peligro es mayor. No asociada a otra enfermedad vírica, tiene tratamiento sintomático y puede evolucionar de manera positiva. Existe vacuna, que no debe inocularse en hembras gestantes o gatos menores de 4 meses.

2- Rinotraqueitis y Coriza Ambas enfermedades provocan signos respiratorios tanto en orificios nasales como en vías respiratorias, conjuntivitis y úlceras en boca. Es frecuente que aparezcan en gatos jóvenes de la calle o en camadas sin vacunación alguna. Tienen tratamiento sintomático, pero pueden dejar secuelas en el animal. El Coriza se debe fundamentalmente a la acción de un herpesvirus y un calicivirus.

3- La clamidiasis: Es una enfermedad bacteriana que provoca rinitis y conjuntivitis. Es difícil de solucionar si está acompañada de lesiones por virus del coriza. Los gatos que parecen estar curados pueden ser durante mucho tiempo portadores de la bacteria. 4- Leucemia felina: El virus de la leucemia felina (FeLV) se transmite entre los gatos por contacto directo de saliva o secreciones nasales de gatos enfermos (lamidos o compartir platos de comida). Hay gatos que desarrollan una infección latente, otros mueren por la enfermedad y otros son virémicos transitorios (con presencia del virus en sangre). Pueden aparecer distintos síndromes clínicos debidos al virus, a la inmunosupresión que éste provoca y a las infecciones secundarias. Los síntomas varían desde anorexia (pérdida de apetito), decaimiento, linfadenopatías (problemas linfáticos), diarreas, problemas de tipo respiratorio y linfomas. El pronóstico es reservado, aunque la mayoría mueren en 2-3 años. De ahí la importancia de su vacunación.

5- Inmunodeficiencia felina: También se contagia por contacto directo entre los gatos afectados y gatos sanos (realmente el contagio es por mordiscos entre ellos). Suelen estar más afectados los machos por las peleas. En una primera fase aparecen fiebre, linfadenopatía y alteraciones sanguíneas. Produce un estado de inmunodeficiencia similar al SIDA en los humanos tras meses o años. Las infecciones secundarias son a menudo las que provocan la muerte del gato. No hay vacunas ni tratamiento efectivo.

6- Peritonitis infecciosa felina: Es un coronavirus el agente causal de esta enfermedad que se transmite por las secreciones oronasales y las heces de gatos infectados. Pueden presentar variedad de síntomas: signos compatibles con infecciones de las vías respiratorias, fiebre, vómitos, diarreas. Lo sufren normalmente individuos jóvenes o menores de cinco años. Puede padecerse de una _forma efusiva_, con acumulo de líquido en abdomen entre otras alteraciones, y de forma _no efusiva_, que cursa con alteraciones oculares y/o alteraciones del sistema. Existe vacuna de administración intranasal. Los signos o síntomas que nos sugieren esta enfermedad son: – Gato de raza pura; menor de 5 años o mayores de 10. – Adquirido en criadero o en residencia de animales. – Anorexia (falta de apetito), pérdida de peso y convulsiones. – Fallos en la reproducción. – Analítica positiva al virus de la leucemia. – Pleuritis, fiebre, distensión abdominal, ictericia, aumento del bazo y del hígado.

7- Rabia: Enfermedad extinguida actualmente en España. Es de origen vírico y se transmite por mordeduras de animales infectados. El virus avanza por el sistema nervioso del animal y llega al cerebro apareciendo los signos claros de la enfermedad. Produce distintos cuadros clínicos (desde agresividad a letargia). Su vacunación es obligada para viajar al exterior del país y muy aconsejada en todas las ciudades, aunque no obligatoria en algunas regiones. Es una zoonosis y podría contagiarse al hombre.

Advertisements

March 11, 2005 Posted by | Salud gatuna | Leave a comment

Enfermedades parasitarias

Las enfermedades parasitarias, son producidas por distintas familias de parásitos que van desde agentes muy pequeños sólo visibles con microscopio hasta los visibles a simple vista. Las enfermedades parasitarias se pueden dividir en Externas e Internas. Las Externas son las que parasitan la piel, pelos y uñas (también se incluye al conducto auditivo externo). Las Internas afectan los distintos órganos o sistemas del cuerpo por ejemplo, se encuentran parásitos en:

Sistema digestivo.

Sistema cardiovascular.

Sistema Respiratorio.

Sistema Urinario.

Las Pasitosis intestinales del gato son las más frecuentemente encontradas en esta especie. En las distintas partes del intestino podemos encontrar tres tipos de parásitos: los redondos (Nematelmintos), los chatos (Platelmintos) y los microscópicos (Protozoarios). Cada tipo tiene a su vez varias familias.

Parásitos intestinales del gato:

Redondos (nematelmintos):Áscaris, Anquilostoma, Uncinaria, Trichuris, Capillaria.Chatos (platelmintos): Tenias, Dipilidium.Protozoarios (microscópicos):Coccidios, Giardias.

Como en general para las enfermedades parasitarias no existen vacunas, la prevención se hace en base a dos acciones particulares:

1. Detectar el parásito en el huésped (nuestro gato).

2. Evitar que el parásito llegue al huésped.

La detección del parásito (en cualquiera de sus estadios en el huésped) se hace en base a la observación directa del parásito adulto, o a la búsqueda de los huevos por medio de análisis de materia fecal. El hecho de no encontrar parásitos adultos o huevos en la materia fecal no significa que el gatito no los tenga, los parásitos adultos rara vez aparecen en la materia fecal o en algún vómito, y hay fases en las que no eliminan huevos, entonces no se observan en el análisis.

Para evitar que el parásito llegue al gato se debe conocer muy bien su ciclo de vida, por ejemplo por cuantos estadios pasa, si tiene o no agentes intermediarios, que medio ambiente lo favorece, etc. Estos conocimientos son fundamentales para hacer un correcto manejo sanitario de la parasitosis.

Otro concepto muy importante es que en general cada familia de parásitos se trata con medicamentos específicos, que no son efectivos para tratar otras familias. Por lo tanto el manejo sanitario unido a la medicación específica son únicos para cada tipo de parásito.

Fuente: Mascotas.com

December 2, 2004 Posted by | Salud gatuna | Leave a comment