El libro de los gatos

Just another WordPress.com weblog

Enfermedad por arañazo de gato

Vía Medlineplus

Nombres alternativos EAG; Fiebre por arañazo de gato; Bartonellosis

Definición

Es una afección infecciosa causada por la bacteria Bartonella, la cual se cree se trasmite por arañazos, mordeduras o exposición a la saliva de los gatos. Esto lleva a que se presente inflamación de los ganglios linfáticos (linfadenopatía) cerca al sitio del arañazo o la mordedura.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La enfermedad por arañazo de gato es causada por la Bartonella henselae. Se propaga mediante contacto con un gato infectado (mordedura o rasguño) o contacto de la piel rota o de la conjuntiva con la saliva del gato. La inflamación de los ganglios linfáticos comienza alrededor de 2 a 3 semanas después de la exposición y puede persistir por meses. La inflamación puede ocurrir en el sitio de la infección inicial seguida por un agrandamiento de los ganglios linfáticos a lo largo de la ruta de drenaje de la linfa desde el sitio de la lesión. Ocasionalmente, los ganglios pueden formar un túnel ( fístula) a través de la piel y drenar. La enfermedad por arañazo de gato es posiblemente una de las causas más comunes de la inflamación crónica de ganglios linfáticos en niños. Hasta ahora, la enfermedad solía pasar inadvertida debido a una dificultad en los exámenes. Sin embargo, recientemente, la prueba indirecta de anticuerpos fluorescentes (IFA, por sus siglas en inglés) para Bartonella henselae probó ser altamente sensible y específica para la detección de la infección causada por esta bacteria y para el diagnóstico de la enfermedad por arañazo de gato.

Síntomas Una persona que haya tenido contacto con un gato puede mostrar síntomas comunes como: Comunes: Protuberancia (pápula) o ampolla ( pústula) en el sitio de la lesión que por lo general es la primera señal Inflamación de los ganglios linfáticos cerca de la piel que sufrió la mordedura o rasguño Fiebre en aproximadamente un tercio de los pacientes Fatiga Molestia general (malestar general) Dolor de cabeza Los síntomas menos comunes pueden ser: Pérdida del apetito Pérdida de peso Esplenomegalia Dolor de garganta Drenaje de los ganglios linfáticos

Signos y exámenes

Un rasguño o una lesión y antecedentes de contacto con un gato indica que la enfermedad por arañazo de gato es la causa probable de la inflamación de los ganglios linfáticos. En algunos casos, el examen físico también muestra un agrandamiento del bazo (esplenomegalia). Exámenes que se realizan para el diagnóstico de la enfermedad por arañazo de gato: Exámenes de sangre positivos para Bartonella Prueba indirecta de anticuerpos fluorescentes (IFA) para Bartonella henselae (utiliza fluido o tejido de un ganglio linfático) Biopsia de ganglios linfáticos para descartar otras causas de su inflamación Prueba cutánea para la enfermedad por arañazo de gato positiva

Tratamiento

Por lo general, la enfermedad por arañazo de gato no es grave y usualmente no se necesita un tratamiento; sin embargo, en casos serios, el tratamiento con antibióticos ayuda. En pacientes con SIDA y en otras personas inmunodeprimidas, la enfermedad por arañazo de gato es más grave y se recomienda el tratamiento con antibióticos.

Expectativas (pronóstico) En los niños con sistemas inmunológicos normales, lo usual es la recuperación total sin tratamiento.

En las personas inmunocomprometidas, el tratamiento conantibióticos normalmente también conduce a la recuperación. Complicaciones Síndrome de Parinaud Encefalopatía Neurorretinitis Osteomielitis

Situaciones que requieren asistencia médica Se debe acudir al médico si se presenta agrandamiento de los ganglios linfáticos y hay antecedentes de contacto con un gato.

Prevención Para prevenir la enfermedad, se debe evitar el contacto con gatos; pero cuando esto no sea sensato, lavarse bien las manos después de jugar con el animal, evitar rasguños, mordeduras y el contacto con la saliva disminuirán el riesgo de infección.

Actualizado: 11/2/2005 Versión en inglés revisada por: Kenneth Wener, M.D., Division of Infectious Diseases, Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Advertisements

July 17, 2005 Posted by | Salud humana | 1 Comment

Consejos para los alérgicos a los gatos

Como regla general, mantén a los gatos fuera de tu recámara. Si puedes acostumbrar a tus gatos a no subirse a tus muebles, mejor todavía. Las sustancias como Allerpet C pueden aplicarse sobre el pelo del gato para disolver parte de la caspa y la proteína de la saliva a la que la gente es alérgica. Los gatos de pelo largo tienen más superficie para depositar su saliva, y deben ser cepillados (lo que pone más sustancias en el aire), por lo que los gatos de pelo corto son más recomendables para gente con alergias. Limpia y aspira seguido; acicala y cepilla al gato (en lo posible fuera de la casa) a menudo, lo que minimiza la cantidad de pelo que cae en la casa; y baña al gato regularmente.

Algunas personas sólo son alérgicas a los gatos nuevos. Esta clase de alergia significa que irá disminuyendo tras la exposición repetida. Por esto, no serás alérgico a aquellos gatos a los que te expongas regularmente, y hasta podrías volverte alérgico a tu propio gato si te separas de él por cierto tiempo. Lavarse las manos frecuentemente ayudan a este tipo de alergia.

Hay quienes son alérgicos a la saliva en el pelo del gato. Un remedio para esto es bañar al gato una vez al mes. No hace falta jabón, simplemente enjuaga al gato completametne. Si se hace todos los meses, puede mantener los niveles de saliva a un nivel tolerable.

Podrías ser alérgico al pelo del gato, en cuyo caso lo mejor es conseguir una de esas razas con pelo corto, escaso, o sin pelo. Existe un gato sin pelo, el Esfinge, y hay razas de pelo que no tienen la clase de pelo a la que la mayoría de la gente es alérgica (los gatos tienen cuatro tipos de pelo). Estas son las razas Cornish Red, y la Devon Rex. Su pelaje es corto y ondulado.

Acude a un médico especialista en alergias y que te den inyecciones que te ayuden con alergias específicas. Esto puede ser caro, pero vale la pena, especialmente si sufres de otras alergias. Harán pruebas para ver a qué eres alérgico, y te darán inyecciones periódicas para desarrollar una inmunidad hacia ellas. Asegúrate de encontrar un especialista que esté familiarizado con alergias a los gatos: muchos simplemente te recomendarán que te deshagas de tus mascotas. No esperes milagros. Las inyecciones pueden ayudarte a reducir tus alergias, pero a veces no se puede descubrir una alergia específica, y hace falta más que “sólo inyecciones” para tratar una alergia.

Fuente: Mascotas Mexico

May 11, 2004 Posted by | Salud humana | 1 Comment

Los problemas de tener alergia a los gatos

Via MisAnimales.com

Los gatos son unos extraordinarios animales de compañía. Son bellos, adorables y precisan de pocos cuidados ya que mantienen una gran independencia. Estos felinos son una de las mascotas más habituales en los hogares de todo el mundo, pero hay muchas personas que tienen alergia a sus amigos del alma.

Casi todos los animales que tengan pelo o pluma pueden producir alergia pero para saber si se es o no alérgico a alguno es necesario compartir, durante tiempos prolongados, ambientes comunes con los mismos. Existe una predisposición genética a desarrollar este tipo de enfermedades y es necesario convivir con el animal para que la reacción alérgica se produzca. Por ello, los animales más frecuentemente involucrados en las alergias en el hombre son el perro y el gato, por ser los que más conviven con él como mascotas.

Este problema se produce en aproximadamente en el 15% de la población. Sin embargo, el porcentaje se eleva a más del 20 % para las personas que padecen asma. En general, los gatos son más alergénicos que los perros (por frecuencia y por severidad).

¿Por qué se produce?.

– Las personas no son alérgicas al pelo de un animal como se cree generalmente. Ciertas proteínas de los animales que se encuentra en la saliva, en la caspa (descamación de la piel) o en la orina pueden ser alergénicas para el hombre. Estas proteínas se desprenden de la piel o se desecan y pulverizan (en el caso de la orina y la saliva) y son acarreadas por el aire en forma de partículas de polvo muy pequeñas, que van contaminando con el tiempo el interior de los hogares y el polvo de esas casas, y por lo general, a mayor tiempo de permanencia del animal, mayores serán proporcionalmente, las concentraciones de estos alergenos en el hogar, que pueden ser contactados por las superficies de los ojos o las vías respiratorias, causando allí los síntomas. La piel también puede reaccionar en forma directa con alergia (ronchas o comezón) al contacto con estos alergenos, sobre todo los de la saliva.

En algunas ocasiones, pueden existir reacciones tardías (más de 12 horas), aunque generalmente los síntomas se dan en pocos minutos después del contacto con los alergenos del animal (contacto directo o por el aire). Para algunas personas, los síntomas se pueden desarrollar rato después y ser más graves al pasar medio día de que se haya interrumpido el contacto con el gato.

Los síntomas más frecuentemente reportados son: rinitis (estornudos, comezón nasal, moco líquido, bloqueo nasal), asociado o no a conjuntivitis (enrojecimiento, lloriqueo, comezón ocular, etc.). La reacción puede ser mucho más severa provocando asma (espasmo bronquial y dificultad para respirar, con accesos de tos, flema en el pecho, etc.) o pueden incluso causar urticaria, angioedema (hinchazón de diversas partes del cuerpo), dermatitis por contacto, prurito generalizado o anafilaxia (reacciones severas con ataque a varios órganos o partes del cuerpo, con o sin baja de la presión arterial o choque).

May 10, 2004 Posted by | Salud humana | 1 Comment